Viaje a Londres

Dado que se me han terminado los artículos que tenía pendientes de publicar y ahora toca escribir algo nuevo, he decidido escribir un artículo de relleno, para que tengáis algo sin ningún interés para leer.

El pasado 31 de Julio Pedro Laguna y yo nos fuimos a Londres seis días a ver como era aquello, y he de decir que me encantó. El Viernes 31 de Julio tras dejar las cosas en el hostal y recibir a una amiga de Pedro nos fuimos a las oficinas de last.fm dado que Nicklas Gummesson de tuenti me concertó una cita con Johan Oskarsson. Cuando llegamos nos enseñaron la oficina y nos presentaron a la gente, principalmente de backend y sistemas donde ahí pude conocer a Marc de Palol que había trabajado antes en el BSC y ahora se ocupa de sistemas Hadoop que utilizan para generación de gráficas, estadísticas de uso, análisis de logs y tests A/B. Ese día, lamentablemente un ingeniero de frontend dejaba la compañía por lo que había cervezas y vino para todos. Tras esto estuve hablando con el responsable de operaciones técnicas de last.fm que me explicó como monitorizaban sus sistemas, el número de servidores que tenían así como otras cosillas interesantes como qué hierro usaban, el tráfico que servían o el sistema de caché que utilizaban. Sinceramente, me esperaba que al ser un servicio de música a nivel mundial su tráfico fuese mucho mayor, pero he de decir a su favor que es una cifra para nada despreciable. Eso sí, aunque llevan funcionando desde casi cinco años tiene una jerarquía muy anarquica para mi gusto, algo que al parecer no ha cambiado desde la compra de CBS en Mayo de 2007.

Pasamos todo el fin de semana recorriendonos Londres, visitanto el Museo Británico, el London Bridge, el Big Ben, Harrods, etc, así como hacer una parada en The Brewmaster, un pub cerca de Leicester Square y pasar muy buenos momentos con españoles que están viviendo allí y sus amigos mayormente británicos.

Me llamaron muchas cosas la atención, como por ejemplo el precio del metro, que me pareció ligeramente caro. Yo definitivamente por tener la tarjeta de recuerdo, me compré una Oyster Card. En lo que a coches respecta me hizo gracia que la mayoría de los modelos de Opel se comercializan como Vauxhall, así como que los taxis sean todos de la marca LTI, con capacidad normalmente para cinco personas aparte del conductor y algunos de ellos incluyan diferentes canales de televisión, radio, etc. A los autobuses entras por cualquier puerta, sin ser necesariamente la de delante, al lado del conductor, asumiendo que vas a pagar con la Oyster y no escaquearte. En otras ciudades europeas esto va mucho más allá, incluso sin tornos en el metro, pero no deja de llamarme la atención esa confianza en el ciudadano. Mucha gente utiliza la bicicleta como método de transporte, así como el metro, dejando de lado el coche en la mayoría de las ocasiones.

Por otro lado, una noche que salimos a cenar fuera juntos por la zona de Old Street y en Brick Lane St. la cantidad de restaurantes indios era impresionante, así como la forma de captar clientes que paseaban por la calle, con relaciones públicas en las puertas como si de porteros de discoteca de tratasen, ofreciéndote las bebidas gratis a cambio de cenar en su restaurante. Al pagar la cena esta y otras veces me fijé que nunca se llevan la tarjeta de crédito, sino que la introduces en la máquina y tecleas el PIN de la tarjeta para autorizar el pago. He de comentar también el tema de la propina es de un 10% a un 12% aunque puedes exigir que la quiten de la factura y no pagarla, pero si el camarero te escupe, no te extrañe😀. EN un restaurante llamado Ed’s la camarera incluso se ofreció a hacernos fotos juntos. La propina se nota ¿verdad? En EEUU si no me equivoco la propina supone un 15% de la factura y es obligatoria ¿Me puede alguien confirmar esto?

Muchos supermercados abren hasta las 23:00, y si no te ha dado tiempo de ir a comprar algo tienes unas tiendas con unos grandes carteles que dicen Off License que abren las 24 horas. En mi opinión son mucho más comunes los supermercados de 24 horas allí que aquí en España.

El Viernes que era nuestro primer día quedamos con unos amigos por King Cross St., cerca de nuestro hostal y encontramos de casualidad un sitio llamado Camino donde vendían agua de Valencia, sidra del gaitero, carajillos, etc. Uno de los camareros era español. Otra cosa que me gustó, es que los periódicos tiene grapas, así como que algunos periódicos gratuitos se reparten de tarde en vez de solamente por la mañana. Pude leer el Londonpaper y Metro, y he de decir que con muchos temas son unos amarillistas.

Como no, nos fuimos al jodido centro centro comercial de Harrods donde en la sección de electrónica me compré la primera temporada de Two and a half men.  El homenaje que les han preparado al hijo de Mohamed y a Lady Di en una planta de Harrods requiere una mención. También estuvimos por las tiendas de Oxford St. y entramos en un Apple Store donde allí más que vender, predican. Nada comparado con las tiendas Apple de España.

En lo que a la fiesta respecta, de todo tipo, pero jamás he visto un fiestón tan bien montado en un piso privado como en el que estuve, ni el rollo de alquilarse una suite en un hotel con unos amigos para tomarse algo y luego irse a la discoteca de al lado. La gente los Viernes suele salir de trabajar e irse a tomar algo con los compañeros de trabajo al pub de al lado de la oficina, normalmente pintas de cerveza como es habitual. En cambio los Sábados la gente suele salir con sus amigos.

En definitiva me gustó mucho Londres, tanto que me planteo estar viviendo allí en un futuro, aunque no se si soportaré bien el tema del mal tiempo. Me han contado que en invierno la gente va a trabajar de traje y con botas por la rodilla, las cuales cambian por zapatos al llegar a la oficina a causa de las lluvias que se dan allí. Seguramente se me queda algo en el tintero, pero si así fuese… visitadlo, os gustará.

4 Responses to “Viaje a Londres”


  1. 1 Nacho Barrientos 12 agosto 2009 a las 02:15

    Me vienes de lujo porque tenía intención de ir en Septiembre un fin de semana😉

  2. 2 xfw® 12 agosto 2009 a las 08:58

    Londres es una de esas cosas que hay que tragar alguna vez en la vida. Yo pienso que vivir en cualquiera de las grandes ciudades es igual.

    Harrods pa ti entero, no sólo por los precios, si no por el pijerío que representa el señor Al Fayed..

    Vivir ahí quema mucho, pero mucho.. sobretodo cuando un día te despiertes y te des cuenta de que estabas soñando en inglés.

    London callin´.. ya lo decían los Clash!

    Me alegro que lo pasases bien.

    Un abrazu

    Wi®

  3. 4 igayoso 12 agosto 2009 a las 15:33

    De vez en cuando también molan estos posts sobre tu vida cotidiana y sobre tus opiniones, que tanto tecnicismo no puede ser bueno😛

    P.D.: juraría que donde pones Open querías decir Opel


Comments are currently closed.



Las opiniones reflejadas en este blog son personales o ni siquiera son opiniones, y bajo ningún concepto representan las estrategias, opiniones o posturas de mi empresa actual, ni de ninguna en las que he trabajado, así como tampoco de ninguno de los clientes o proveedores de todas ellas.
La información se proporciona como está, sin garantías de ninguna clase, y no otorga ningún derecho. Los comentarios pertenecen a sus autores y bajo ningún concepto el autor del blog se hará responsable de los mismos.

Categorías

Archivos


A %d blogueros les gusta esto: